Abogados de lesiones cerebrales anóxicas e hipóxicas de Chicago

¿Sufrió una lesión cerebral anóxica en Chicago?

La hipoxia cerebral es un término médico. Describe lo que ocurre cuando el oxígeno deja de llegar al cerebro. Para funcionar correctamente, las células cerebrales necesitan un flujo constante de oxígeno. Por lo tanto, cualquier interrupción del flujo de oxígeno puede ser grave. La anoxia, o la pérdida completa del flujo de oxígeno al cerebro, puede incluso conducir a la muerte.

Tragicamente, muchas personas en Chicago y en todo Illinois sufren lesiones cerebrales anóxicas e hipóxicas debido a la negligencia de otros. Por ejemplo, una víctima de un accidente de coche puede sufrir una lesión en la cabeza que interrumpe el flujo de sangre al cerebro, o un médico puede cometer un error médico que corta el suministro de oxígeno.

Las personas con lesiones cerebrales anóxicas e hipóxicas a menudo sufren daños cerebrales permanentes. En los casos graves, pueden ser incapaces de moverse o hablar igual -si es que lo hacen- o pueden quedar en coma. No hace falta decir que sus familias sienten la carga. A menudo se convierten en el proveedor de cuidados a tiempo completo de su ser querido.

En Salvi, Schostok & Pritchard P.C., hemos dedicado los últimos 40 años a ayudar a las familias a lidiar con las lesiones graves provocadas por la negligencia de otros, incluidas las familias cuyo ser querido sufre una lesión cerebral. En ese lapso de tiempo, hemos logrado algunos de los mayores acuerdos y veredictos de su tipo en Illinois. Para una evaluación gratuita de su caso, póngase en contacto con un miembro de nuestro equipo legal dedicado a las lesiones cerebrales hoy.

¿Qué son las lesiones cerebrales anóxicas e hipóxicas?

Muchas lesiones cerebrales hipóxicas y anóxicas ocurren cuando alguien se ahoga, se asfixia, sufre una gran pérdida de sangre o sufre un paro cardíaco. Muchas víctimas de lesiones cerebrales no comprenden inicialmente la naturaleza de lo que ha ocurrido. Sin embargo, a medida que las víctimas y las familias avanzan, deben comprender la lesión y sus ramificaciones.

La lesión cerebral hipóxica y anóxica no es lo mismo que la lesión cerebral traumática. Son tipos diferentes de lesiones cerebrales. La LCT suele implicar daños en el tejido y la estructura del cerebro. Las lesiones cerebrales hipóxicas y anóxicas se caracterizan por una interrupción del suministro de oxígeno al cerebro.

Desgraciadamente, los médicos pueden tener dificultades para diagnosticar las lesiones cerebrales hipóxicas y anóxicas. Estas lesiones no son tan evidentes como la LCT. Además, la LCT suele ser el resultado de un golpe de la cabeza contra otro objeto. La causa de las lesiones cerebrales hipóxicas y anóxicas no siempre está tan clara y puede no surgir dentro del cerebro. Por ejemplo, las lesiones cerebrales anóxicas o hipóxicas pueden producirse porque una persona sufre un ataque al corazón o inhala humo.

Las lesiones cerebrales hipóxicas y anóxicas pueden tener un impacto duradero en las víctimas y sus familias. Por ejemplo, muchas víctimas de lesiones cerebrales sufren daños irreparables en las células nerviosas del cerebro, lo que puede dificultar la concentración. También puede causar:

  • Pérdida de la memoria a corto plazo
  • Mareos
  • Dolores de cabeza
      • Entumecimiento
      • Confusión.

En muchos casos, las personas sufren formas graves de lesiones debido a la pérdida de oxígeno en el cerebro. Esas lesiones incluyen:

  • Debilidad en las extremidades
  • Problemas de equilibrio
  • Ceguera cortical
  • Pérdida de memoria
  • Dificultad para hablar
  • Cambios de humor.

Estos síntomas pueden dificultar incluso las actividades cotidianas de las víctimas y dejar a los familiares en el papel de cuidadores a tiempo completo. La lesión, en este sentido, puede pasar una factura importante a todas las partes implicadas.

¿Cuáles son las principales causas de las lesiones cerebrales anóxicas e hipóxicas?

Como cualquier otro tipo de lesión, las lesiones cerebrales hipóxicas y anóxicas tienen diferentes causas. La negligencia, por supuesto, es una de las principales causas. Por ejemplo, puede producirse una negligencia médica durante el nacimiento de un niño, lo que hace que su cerebro quede privado de oxígeno. La hipoxia y la anoxia durante el parto se han relacionado con la parálisis cerebral, que es un trastorno permanente.

Sin embargo, no sólo la negligencia de los profesionales médicos puede causar lesiones cerebrales hipóxicas y anóxicas. Por ejemplo, una persona puede cometer una imprudencia al volante y chocar frontalmente con otro coche. Las lesiones que la persona sufre en ese accidente de tráfico podrían incluir una lesión cerebral hipóxica o anóxica.

Algunas de las otras causas principales de las lesiones cerebrales anóxicas e hipóxicas son:

  • Presión arterial baja causada por una pérdida de sangre extrema
  • Asfixia
  • Asfixia
  • Ataques de asma graves o reacciones alérgicas
    • Ahogamiento
    • Inhalación de humo
    • Complicaciones durante la administración de anestesia general.
    Desgraciadamente, incluso los accidentes relativamente menores pueden dar lugar a una de estas complicaciones. Si no se atiende, podría conducir a un daño cerebral permanente.

    ¿Cómo puede ayudar un abogado con su lesión cerebral anóxica o hipóxica?

    Puede ser difícil determinar si otra persona o entidad es responsable de una lesión cerebral anóxica o hipóxica. Estas lesiones no siempre son el resultado obvio de la conducta negligente de otra persona. Además, las compañías de seguros a menudo tratan de restar importancia a la conexión.

    Por ejemplo, un conductor provoca un accidente de coche. La persona a la que el conductor atropella sufre una parada cardíaca y, a su vez, sufre una lesión cerebral hipóxica. La compañía de seguros del conductor culpable puede intentar evitar la responsabilidad alegando que el paro cardíaco no tuvo relación con el accidente y que, en cambio, fue producto de la mala salud de la víctima de la lesión.

    Un abogado experimentado en lesiones cerebrales hipóxicas tendrá el conocimiento y los recursos para investigar a fondo este tipo de accidentes, revisar los registros médicos y consultar con expertos. El abogado sabrá lo que se necesita para establecer el vínculo necesario entre el choque y la lesión cerebral resultante.

    Los abogados de Salvi, Schostok & Pritchard P.C. tienen una larga historia de éxito en casos de lesiones catastróficas. Entendemos cómo las lesiones cerebrales impactan en las vidas de las víctimas y sus familiares. Estamos motivados para perseguir la máxima cantidad para ellos y ayudarles a seguir adelante con sus vidas.

    Nuestros abogados de lesiones cerebrales anóxicas/hipoxicas de Chicago quieren ayudarle

    Si usted o su ser querido sufrió una lesión cerebral anóxica o hipóxica debido a la presunta negligencia de otro, necesita tomar medidas inmediatas para proteger sus derechos legales. Póngase en contacto con Salvi, Schostok & Pritchard P.C., para hablar con un abogado especializado en lesiones personales en Chicago o Waukegan. El abogado evaluará su caso y le explicará sus opciones legales de forma gratuita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *