Blimpie

Década de 1960 – mediados de la década de 1970Editar

La primera tienda de submarinos Blimpie abrió el 16 de mayo de 1964 en Hoboken de la mano de Tony Conza, Peter DeCarlo y Angelo Baldassare, antiguos amigos del instituto y compañeros de clase en Saint Peter’s Prep en Jersey City. Inspirados por el éxito de la operación Mike’s Submarines en Point Pleasant (más tarde Jersey Mike’s Subs), los tres especularon que un restaurante similar funcionaría bien en Hoboken. El nombre del local surgió porque Tony Conza prefería no llamar a los sándwiches subs, ya que le parecía que sonaba a cuchara grasienta. Conza prefería el término hoagies, pero los residentes de Hoboken no estaban familiarizados con el término de Filadelfia. Escaneó un diccionario hasta que encontró «Blimp», una palabra que le sonaba más a sándwich.

Finales de los años 70 – 1989Editar

Conza consideró que los sándwiches submarinos tenían poco potencial, y en 1984 abrió el Border Café, un restaurante de manteles que servía cocina del suroeste en el Upper East Side de Manhattan. Aunque el Border Café funcionó razonablemente bien al principio, este cambio de enfoque no hizo mucho bien a la empresa. Mientras Conza desviaba su atención de los sándwiches, su competidor Subway, fundado un año después de que se abriera el primer Blimpie’s, comenzaba una campaña de expansión que lo situaba muy por delante de Blimpie como cadena de sándwiches submarinos más importante del mundo.

Tras el éxito inicial del Border Café, Conza abrió dos más en 1986, uno en Woodstock, Nueva York, y otro en el Upper West Side de Manhattan. Sin embargo, la idea del Border Café fue una pérdida de dinero. A pesar de los 4,5 millones de dólares de ingresos en 1987 (su mayor cifra), la empresa registró una pérdida neta de 347.800 dólares en el año. Ese año sólo se abrieron 30 nuevos restaurantes Blimpie, y las acciones de la empresa cayeron en picado, llegando a bajar hasta 15 centavos por acción. El interés de Conza por su negocio principal comenzó a recuperarse. Durante los dos años siguientes, Atlanta se convirtió en el mayor objetivo de la empresa para las nuevas franquicias de Blimpie. En 1987, la empresa celebró la apertura de la 50ª tienda Blimpie’s en el área de Atlanta regalando 25.000 sándwiches a los clientes de la zona.

Blimpie lanzó un programa de control de calidad destinado a limpiar sus 140 restaurantes de Nueva York, que durante mucho tiempo habían sido deficientes.

En 1989 Blimpie comenzó a probar un nuevo menú bajo en calorías.

De 1990 a la actualidadEditar

El logotipo de Blimpie desde 2005 hasta 2009

A principios de 1992, había restaurantes Blimpie en 27 estados. Ese año, la cadena superó la marca de 500 unidades y la empresa cambió su nombre a Blimpie International, Inc. En la primavera de 1993, Blimpie comenzó a cotizar sus acciones en la bolsa NASDAQ. Por aquel entonces, la empresa empezó a hacer publicidad de forma más agresiva que en el pasado, duplicando su presupuesto de marketing a unos 2 millones de dólares al año. Se lanzó una nueva campaña publicitaria que incluía televisión, radio, prensa y puntos de venta. Esta campaña marcó la introducción del nuevo eslogan de la cadena: «Simplemente Blimpie para bocadillos frescos». Algunos anuncios de televisión mostraban a personas en la calle que se esforzaban por repetir la frase trabalenguas: «Simply Blimpie»

Las ventas del sistema Blimpie alcanzaron los 132 millones de dólares en 1993, y Blimpie International ganó 1 millón de dólares con 12 millones de dólares de ingresos. En otoño de ese año, la cadena contaba con 670 establecimientos. La mejora del apoyo comercial de la empresa matriz redujo la tasa de fracasos de las franquicias del 10% al 3%. En algunos casos, como en el mercado de Chicago, Conza permitía a los franquiciados desviar el 6% del canon anual de la franquicia a la publicidad.

A medida que avanzaba la década de los 90, Blimpie ideó un nuevo concepto que pretendía hacer crecer aún más la empresa. Las franquicias de Blimpie comenzaron a aparecer en lugares no tradicionales. Primero fueron las tiendas de conveniencia; cuando los propietarios de las tiendas de conveniencia empezaron a buscar formas de compensar el descenso de las ventas de cigarrillos, recurrieron a la comida rápida. Blimpie’s resultaba atractivo para muchos, sobre todo por dos razones: no se necesitaba una cocina de verdad y los costes de puesta en marcha eran relativamente bajos (hasta 35.000 dólares) en comparación con otros establecimientos de comida rápida. Entre los primeros emplazamientos no tradicionales de Blimpie’s se encontraban la cadena de tiendas de conveniencia Kum & Go de Des Moines (Iowa), Texaco Food Marts de Mississippi y el patio de comidas de la Universidad de Texas. Blimpie’s también pasó a formar parte de la primera sección de restauración de la supertienda Home Depot, situada en Atlanta.

En 1994, la empresa lanzó varios conceptos nuevos para impulsar su apuesta por los locales no tradicionales. El «quiosco Blimpie» era un restaurante móvil y condensado que cabía en un área de 100 pies cuadrados (9,3 m2). El quiosco, que podía servir cuatro tipos de sándwiches, bebidas y guarniciones, estaba diseñado para su uso en estadios, ferias y otros eventos. Otros conceptos nuevos eran una vitrina refrigerada especial para tiendas de conveniencia (un mercado en expansión), y la «Panadería Blimpie», que ofrecía una variedad de productos de panadería destinados a impulsar el negocio de madrugada.

El Blimpie dentro de la tienda de conveniencia Quick Mart en North Bergen, Nueva Jersey

Blimpie alcanzó dos hitos importantes en 1995. Uno fue que la cadena superó la marca de 1.000 establecimientos ese año. Blimpie International abrió su primer local internacional en Estocolmo, Suecia.

Al ralentizarse la apertura de nuevos establecimientos en EE.UU. y al producirse el crecimiento en el extranjero a un ritmo lento (en 2001 sólo había 61 locales en el extranjero en 15 países), Blimpie lanzó un nuevo esfuerzo de diversificación a finales de la década de 1990. La primera iniciativa de este tipo llegó a finales de 1997, cuando la empresa adquirió una participación del 75% en Maui Tacos, una cadena de comida rápida con seis unidades en Hawai. Este concepto ofrecía comida mexicana tradicional de servicio rápido, como burritos, tacos y quesadillas, pero con un toque hawaiano, como carne marinada con piña, lima y otros sabores hawaianos. Bajo la propiedad mayoritaria de Blimpie, Maui Tacos se introdujo pronto en el continente, y en 2001 había 15 unidades en nueve estados y el Distrito de Columbia.

Tras casi dos años de desarrollo interno, Blimpie lanzó Pasta Central en 1999. A diferencia de Maui Tacos, Pasta Central no era un concepto independiente, sino que se creó como un vehículo de marca compartida, junto con Blimpie Subs & Ensaladas. El co-branding surgió como un vehículo de crecimiento a finales de la década de 1990 e implicó la colocación de dos (o más) marcas de restaurantes dentro de una sola unidad.

Sin embargo, a principios de la década de 2000, Blimpie International estaba luchando. Los ingresos netos habían disminuido de forma constante durante la segunda mitad de la década de 1990. Uno de los principales factores de este declive fue que los derechos de subfranquicia de la cadena Blimpie Subs se habían vendido en su mayor parte a mediados de los años 90, lo que puso fin a lo que había sido un flujo de ingresos constante. A medida que los problemas de Blimpie continuaban, los inversores mostraban poco interés en la empresa, y el precio de las acciones de la compañía se desplomó. Al ver los escasos beneficios de ser una empresa que cotizaba en bolsa, Blimpie se unió a las crecientes filas de empresas de restauración que huyen del mercado público. En octubre de 2001, un grupo de inversores privados liderado por Jeffrey K. Endervelt, propietario de la subfranquicia Blimpie of California de 44 unidades, acordó comprar Blimpie International por 25,7 millones de dólares. La transacción se completó en enero de 2002, tras lo cual Endervelt asumió el cargo de presidente y director general, y Conza, socio del grupo inversor, permaneció en calidad de asesor. En 2006, Kahala Corp. adquirió Blimpie, y se convirtió en la décima marca franquiciada por el franquiciador.

Para 2011 el número de locales de Blimpie había caído a 739 tiendas, y los ingresos se redujeron a poco más de 110 millones de dólares.

En 2016, MTY Food Group Inc. llegó a un acuerdo valorado en más de 300 millones de dólares (EE.UU.) para adquirir Kahala Brands Ltd., con sede en Arizona, y sus 2.900 locales en 25 países.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *