Las 11 mejores cosas de ser amigo de un chico antes de salir con él

1. Se acuerda de todas las historias de tu ex y nunca haría las cosas que él hizo. ¿Ese tipo que te lamió la cara el verano pasado? ¿El tipo que se acostó contigo y luego dejó de llamarte sin razón? Sí, se acuerda de todo eso y le marcó el cerebro y ahora ni siquiera se acercará a lamerte la cara nunca o a ser un completo capullo de la nada, no te preocupes.

Publicidad – Continue Reading Below

2. Sabes todo sobre sus problemas con su ex, así que no te preguntas qué le gusta y qué no. Si su última novia le enviaba 4.000 mensajes de texto al día, tú sabes que no debes enviarle 4.000 mensajes de texto al día y, por lo tanto, sólo le envías 3.999 mensajes de texto al día. Perfecto.

3. Ya confías en él, lo que te hace estar un 80% menos nerviosa por todo. Una de las partes más difíciles de salir con alguien nuevo es «oh, Dios mío, ¿quién es este extraño?», pero con él, ya tienes una idea bastante buena de quién es porque has pasado el último año saliendo con él como amigos. Por tanto, el miedo se reduce drásticamente.

4. Él ya conoce algunos de tus #temas y está bien con ellos. Sabe que empiezas a imaginar que está muerto a un lado de la carretera cuando no te devuelve el mensaje durante ocho horas, así que hace todo lo posible para que no pienses que está muerto.

5. Si es el tipo de chico que hubiera sido tu amigo tanto si al final salís juntos como si no, ya es el mejor tipo de chico con el que salir. Todos conocemos a los tipos que te conocen y se hacen amigos tuyos pero que en realidad sólo lo hacen porque esperan que algún día te tires y luego, si algún día te echas novio, te odian. Son los peores. Con él, siempre has sabido que sería tu amigo de cualquier manera porque le gustas de verdad pase lo que pase, lo cual es la mejor base para una relación de puta madre.

6. Sabéis cómo haceros reír el uno al otro, así que contarle un chiste no es como lanzar montones de polvo al viento. Cuando sales con desconocidos, es muy difícil saber cuál es su sentido del humor o lo que les hace gracia, así que a menudo te sientes como un completo bicho raro cuando un chiste no cae porque él no lo entiende o no es lo suyo. Sin embargo, con tu chico, ya estás en la misma página con esas cosas y casi siempre todo cae (a menos que hagas una serie de juegos de palabras malos que sabías que eran malos, pero simplemente tenías que decirlos. Sólo tenías que hacerlo!)

7. Ha sido como un año de los preliminares más calientes de tu vida. En este punto, has tenido tantos meses de casi agarres de manos y momentos de «maldita sea, quiero besarte pero no lo haré» que la acumulación es mucho más~*intensa*~ de lo que hubiera sido si hubieras esperado tres malditas fechas para besar. Piénsalo. Nada es más caliente.

Anuncio – Continúa leyendo debajo

8. Sabes lo básico sobre su infancia y cualquier posible rareza allí. No, aún no has conocido a su familia, pero sabes a qué se dedica su hermana en el trabajo, y si tuvo un hermano que no fue tan bueno con él, y si tuvo o no una infancia bonita o de mierda, todo lo cual te permitió entenderlo mucho más que a un chico en Tinder con el que has hablado 60 minutos de deportes.

9. Puedes saber cuándo está estresado versus enojado versus tiene un trastorno de personalidad. A estas alturas, es facilísimo saber cuándo está raro porque está trabajando demasiado o porque está algo cabreado contigo por algo que has dicho o si necesita ayuda porque probablemente sea un alcohólico que no lo admite. Tres cosas muy, muy diferentes que se manejan de tres maneras muy, muy diferentes, pero al menos lo sabes!

10. No te va a llevar a un infierno cutre que odias en tu primera cita. Si eres más bien una chica de «un bonito lugar de sushi con luces centelleantes en las ventanas», él lo sabe perfectamente y no acabarás en «un oscuro bar de deportes con muchos gritos». Bendito sea su corazón.

11. Básicamente ya estás en tu marca de seis meses para cuando tienes tu primera cita. Ya sabes, el periodo en el que no te sientes seguro al 4.000 por ciento de vuestro futuro juntos, pero estás condenadamente seguro de lo que sientes el uno por el otro ahora porque conoces a esta persona y, al mismo tiempo, todavía queda mucho por conocer del otro y muchas aventuras por vivir. Y no se te ocurre una persona mejor para hacerlo que él.

Sigue a Lane en Twitter e Instagram.

Lane MooreEditora de relaciones sexuales &Soy Lane Moore, editora de relaciones sexuales & en Cosmopolitan.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *