Lenguaje

Normalmente, cuando nos concentramos en una tarea la actividad rápida (o actividad beta) aumenta en ciertas partes del cerebro. En el caso de las personas con TDAH/ADD, solemos ver un retraso de las ondas cerebrales (frecuencia máxima theta frontal o alfa lenta). Por lo general, cuando una persona se concentra, estas ondas cerebrales son más activas, pero las personas con TDAH muestran lo contrario: la actividad cerebral se vuelve más lenta, lo que dificulta la concentración. Este puede no ser el caso de todas las personas con TDAH o TDA, por lo que es importante que un terapeuta lleve a cabo un QEEG completo antes de comenzar con el Neurofeedback.

El Neurofeedback es un método que dirige la retroalimentación en ondas cerebrales específicas (EEG). A través de este método se enseña al cerebro a producir o reprimir cierta actividad cerebral. El neurofeedback es una forma de tratar trastornos como el TDAH, el TDA y el insomnio sin el uso de medicamentos. La concentración y el comportamiento general mejoran en los pacientes que se someten al Neurofeedback, ya que su capacidad de atención aumenta.

Uno de los principales beneficios del Neurofeedback es que se puede conseguir un resultado positivo y a largo plazo después de una media de 30 o 40 sesiones, sin apenas efectos secundarios. Sus efectos son similares al uso continuado de la medicación pero sin los efectos secundarios de ésta. Para el tratamiento del TDAH o del TDA, el Neurofeedback se ha aplicado con éxito en entornos clínicos durante más de 30 años y es un método de tratamiento basado en la evidencia y científicamente probado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *