¿Qué es un caballo de Troya?

La Maravilla del Día de hoy nos lleva de viaje hasta la época de la Guerra de Troya. Tal y como se cuenta en la Eneida de Virgilio, un famoso poema épico, los griegos habían intentado conquistar la antigua ciudad de Troya y al pueblo troyano que vivía allí durante más de 10 años.

Por fin lo consiguieron, gracias a una artera artimaña. Los griegos, bajo la dirección de Odiseo, construyeron un enorme caballo de madera -el caballo era el símbolo de la ciudad de Troya- y lo dejaron a las puertas de Troya. Los troyanos creyeron que el enorme caballo de madera era una ofrenda de paz a sus dioses y, por tanto, un símbolo de su victoria tras un largo asedio. Tiraron del gigantesco caballo de madera hasta el centro de la ciudad.

No se dieron cuenta de que los griegos habían escondido un selecto grupo de soldados dentro del caballo. Esa noche, después de que los troyanos se acostaran, los soldados griegos que estaban dentro del caballo pudieron salir y abrir las puertas de la ciudad para dejar entrar al resto del ejército griego, que había vuelto a navegar al amparo de la noche.

Tomando a los troyanos por sorpresa en medio de la noche, los griegos pudieron finalmente conquistar Troya. Hoy en día, el término «caballo de Troya» se sigue utilizando para referirse a cualquier tipo de engaño o truco que implique conseguir que un objetivo permita voluntariamente la entrada de un enemigo en un lugar seguro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *