Quiste muco-cutáneo

Una pequeña masa nodular única que se puede formar en la parte superior del dedo del pie es a menudo un quiste muco-cutáneo. Estos ocurren con mayor frecuencia en la articulación justo detrás de la uña del pie. Están causados por un debilitamiento de la cápsula articular, que permite que se produzca una inflamación. Son firmes y gomosos al tacto. A veces, al adelgazar la piel debido a la presión de estiramiento de la masa, ésta aparecerá translúcida. Cuando la masa se rompe o se perfora, sale un líquido claro y espeso. Si la masa se rompe, la zona debe mantenerse limpia y libre de infecciones. Una vez que la piel se cure, la masa volverá a aparecer.

Tratamiento

El tratamiento consiste en la escisión quirúrgica. Ésta puede realizarse en la consulta del médico con anestesia local o en un centro de cirugía ambulatoria. El procedimiento es relativamente sencillo, pero puede suponer un problema para el cirujano, ya que el cierre de la piel tras la extirpación de la masa puede ser difícil. A menudo, el cirujano tendrá que crear un colgajo de piel para girar sobre el orificio en el que se extirpó la masa. Esto requiere una incisión un poco más grande de lo que la mayoría de los pacientes esperan. El pie se venda con un apósito estéril seco y las suturas permanecen en su lugar de 7 a 10 días. La zona debe mantenerse seca durante este periodo de tiempo y se aconseja limitar la actividad. Las complicaciones asociadas a la cirugía son una infección, retrasos en la cicatrización asociados a la dificultad para cerrar quirúrgicamente la herida. No se aconseja el drenaje de la masa como forma de tratamiento, a menos que el paciente sea consciente de la probabilidad de recurrencia. Se desaconseja abrir la zona en casa o intentar drenarla en casa. Una infección en la zona podría causar un daño articular permanente o una infección ósea.

Artículo proporcionado por PodiatryNetwork.com.

DISCLAIMER: *El material de este sitio se proporciona con fines educativos e informativos y no pretende sustituir el diagnóstico o los cuidados proporcionados por su propio profesional médico. Esta información no debe utilizarse para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni para prescribir ningún medicamento. Visite a un profesional de la salud para proceder a cualquier tratamiento para un problema de salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *