Signos y síntomas del osteosarcoma

Los osteosarcomas suelen detectarse por los síntomas que provocan.

Dolor e inflamación ósea

El dolor en el lugar del tumor en el hueso es el síntoma más común del osteosarcoma. Los lugares más comunes para estos tumores en personas jóvenes son alrededor de la rodilla o en la parte superior del brazo, pero también pueden aparecer en otros huesos. Al principio, el dolor puede no ser constante y puede ser peor por la noche. El dolor suele aumentar con la actividad y puede dar lugar a una cojera si el tumor está en un hueso de la pierna.

Otro síntoma común es la hinchazón en la zona, aunque puede no aparecer hasta más tarde. Dependiendo de dónde se encuentre el tumor, podría ser posible sentir un bulto o masa.

El dolor y la hinchazón de las extremidades son muy comunes en niños y adolescentes normales y activos. Es mucho más probable que sean causados por golpes y moretones normales, por lo que podrían no provocar una visita al médico de inmediato. Esto puede retrasar el diagnóstico. Si su hijo tiene estos síntomas y no desaparecen en unas semanas (o empeoran), acuda a un médico para que pueda encontrar la causa y tratarla, si es necesario.

Estos síntomas son menos comunes en los adultos, por lo que deberían ser una señal para acudir al médico incluso antes.

Fracturas óseas (roturas)

Aunque el osteosarcoma puede debilitar el hueso en el que se desarrolla, las fracturas (roturas) no son comunes. Las excepciones son los raros osteosarcomas telangiectásicos, que tienden a debilitar los huesos más que otras formas de osteosarcoma y son más propensos a causar roturas en el lugar donde está el tumor.

Las personas con una fractura junto a un osteosarcoma o a través de él suelen describir una extremidad que les dolía durante unos meses y que de repente se volvió muy dolorosa cuando se produjo la fractura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *