Todo lo que necesitas saber sobre los pezones de perra preñada

Las perras proporcionan leche a sus cachorros, al igual que los humanos amamantan a sus bebés. Eso significa que necesitan «glándulas mamarias» para producir leche para sus bebés, y esa leche tiene que salir de algún sitio. Ese es el trabajo de los pezones. Si tu perra está embarazada, quizá te preguntes qué pasará con su cuerpo. Aquí está todo lo que necesitas saber sobre los pezones de las perras embarazadas.

¿Cómo es la leche buena para los cachorros?

Todos los mamíferos amamantan – y es exactamente por eso que ellos (y nosotros los humanos) tienen pezones y glándulas mamarias asociadas. La leche desempeña un papel importante en la transferencia de inmunidad a los recién nacidos, para que puedan combatir infecciones con las que nunca han estado en contacto. La leche también es completa con todos los nutrientes que los cachorros necesitan, además de contener elementos que ayudan a la relajación de los bebés.

Compra cualquier 4 bolsas de alimento PURINA®, y llévate la bolsa más barata GRATIS aquí

¿Todos los perros tienen pezones?

Si tienes un perro macho, te preguntarás si es normal que tengan pezones. Pero piénsalo: los hombres humanos también tienen pezones. Durante las primeras semanas de desarrollo de un embrión, tanto los machos como las hembras siguen el mismo esquema, que incluye el desarrollo de pezones y glándulas mamarias. Pero no cumplen la misma función que los pezones de las hembras o de las perras embarazadas.

Los perros tienen 10 pezones, cinco a cada lado de su cuerpo. Esto se debe a que las camadas de cachorros suelen rondar este número o menos, por lo que siempre hay un pezón disponible para que un cachorro mame.

En los perros macho y en las hembras castradas, los pezones siguen siendo pequeños. Tan pequeños, de hecho, que si su perro es especialmente peludo, es posible que ni siquiera los note. Esto se debe a que no han tenido la influencia de las hormonas reproductivas femeninas que estimulan el desarrollo de las glándulas mamarias que hay detrás. Las perras que no están preñadas -y que no han sido esterilizadas- también tienen los pezones más pequeños que las perras lactantes, aunque serán más grandes que si fueron esterilizadas a una edad temprana. En las perras preñadas y lactantes, el tejido mamario detrás del pezón está más desarrollado, ya que necesita producir leche, lo que a su vez hace que los pezones parezcan grandes.

Compra cualquiera de las 4 bolsas de alimento PURINA®, y llévate la bolsa más barata GRATIS aquí

¿Qué le pasa a los pezones de una perra durante el embarazo?

Si te preguntas si tu perra está embarazada, uno de los signos más evidentes es el desarrollo de los pezones de las perras embarazadas. Los pezones de una perra suelen ser más bien pequeños, aunque pueden ser más notorios que los de un macho o los de una hembra esterilizada. Pero cuando una perra se queda embarazada, sus pezones aumentan de tamaño de forma natural y se vuelven más elevados y visibles. Además de esto, es probable que los pezones se vuelvan más oscuros de lo normal, debido al aumento del flujo sanguíneo en la zona.

Por lo general, empezarás a notar estos cambios alrededor de dos a cuatro semanas después de la cría, y seguirán aumentando hasta que tu perra dé a luz. No se preocupe, estos cambios son completamente normales: el cuerpo de su perra sólo se está preparando para la producción de leche. Más adelante en el embarazo, es normal que los pezones de la perra también pierdan leche ocasionalmente.

Compra cualquier 4 bolsas de alimento PURINA®, y obtén la bolsa más barata GRATIS aquí

¿Se puede saber si una perra está embarazada por sus pezones?

No es posible diagnosticar un embarazo sólo por los pezones. No se desarrollan hasta varias semanas de embarazo y, para entonces, es probable que se manifiesten otros síntomas.

Además, si su perra ha tenido cachorros en el pasado, es probable que siempre tenga los pezones ligeramente agrandados, que podrían estar más colgantes en lugar de apretados contra su cuerpo. Si este es el caso, será aún más difícil detectar las pistas de embarazo sólo a través de los pezones.

Compra cualquier 4 bolsas de alimento PURINA®, y obtén la bolsa más barata GRATIS aquí

¿Qué otros síntomas hay de embarazo en perros?

Si has notado los síntomas de los pezones de la perra embarazada pero aún no estás completamente seguro de si tu perra está embarazada, debes estar atento a los siguientes signos tempranos de embarazo en perros.

Cambio en el apetito

Podrías notar que tu perra no está comiendo tanto como es normal o que le cuesta terminar toda su comida. Este es un signo temprano común del embarazo y todo se debe a las fluctuaciones hormonales que se producen en su cuerpo.

Si está embarazada y no come tanto, no te asustes – es normal y su apetito se recuperará en algún momento. Pero si no come durante unos días, ponte en contacto con un veterinario para ver qué está pasando.

Compra cualquier 4 bolsas de alimento PURINA®, y llévate la bolsa más barata GRATIS aquí

Por el contrario, algunos perros demuestran todo lo contrario y quieren comer más de lo habitual, debido a la mayor demanda de energía de su cuerpo.

Cansancio

¿Has notado que tu perro duerme mucho la siesta? Un aumento del cansancio o del letargo general es otro signo de embarazo en los perros. Están pasando muchas cosas en ese cuerpo suyo, así que no pasa nada si necesita descansar más de lo habitual. Puede que tengas que reducir el número o la duración de los paseos, pero no dejes de hacer ejercicio, ya que los paseos suaves la mantendrán en forma y saludable.

Cambios en el comportamiento

Los perros suelen volverse pegajosos y necesitados cuando están embarazados, buscando mucha atención y mimos con su familia. Si eso es lo que quiere, dáselo, le ayudará a mantenerse tranquila y feliz antes de que lleguen sus cachorros. También es posible que se muestre maternal con sus peluches y juguetes, y que se aferre a ellos.

Compra 4 bolsas de pienso PURINA® y llévate la bolsa más barata GRATIS aquí

Por otro lado, algunas perras pueden mostrarse retraídas y distantes durante el embarazo. Esto es totalmente normal también – todo se debe a los locos cambios hormonales que se producen en su cuerpo. Pero no se preocupe, su perra volverá a ser la de siempre antes de que se dé cuenta.

Señales posteriores de embarazo

A medida que el embarazo de su perra avanza, notará que ha ganado peso y que su abdomen se ha hecho más grande: serán esos pequeños cachorros que están creciendo. Si le tocas la barriga, puede que incluso sientas el movimiento de esos pequeños, pero esto no será hasta las últimas etapas de su embarazo.

Sabrás que el parto es inminente cuando tu perra empiece a mostrar comportamientos de anidación. Esto suele ocurrir uno o dos días antes del parto. Puede estar inquieta, agitada y empezar a reunir almohadas, mantas y papeles en una zona de su casa. Con suerte, ya habrás preparado una zona de parto para ella. El parto es inminente cuando su temperatura baja a 37 grados centígrados o menos.

Compra 4 bolsas cualquiera de alimento PURINA®, y llévate la bolsa más barata GRATIS aquí

Por último, los pezones de las perras preñadas pueden gotear a medida que se acerca el parto. Si notas algunos goteos en el suelo o alguna fuga, no es nada de lo que preocuparse.

¿Cómo puedo ayudar a mi perra cuando está amamantando?

A estas alturas, ya habrá pasado algún tiempo: los cachorros están aquí y tu perra tiene mucho que hacer. Tener cachorros puede ser estresante para tu perra y la lactancia puede conllevar algunos problemas propios. Aunque tu perra es naturalmente capaz de cuidar de sus cachorros sola, hay algunas cosas que puedes hacer para facilitarle las cosas.

Haz un santuario

La caja de parto que has creado debe ser como un santuario para tu perra mientras está amamantando. Mantén la zona tranquila y apartada, con muchas mantas y toallas acogedoras, y mantén alejados a los visitantes desconocidos hasta que los cachorros sean mayores. Reducir el estrés de esta manera hará que la lactancia sea mucho más fácil para ella.

Manténgala bien alimentada

Mientras su perra esté amamantando a sus cachorros y produciendo leche, necesitará toneladas de energía para seguir adelante. Deberá alimentarla con mucha más comida de lo normal, y asegurarse de que la comida sea de la mejor calidad. Lo mejor es que hables con un veterinario sobre las necesidades dietéticas individuales de tu perra embarazada y lactante, ya que varían mucho de una raza a otra. Por lo general, alimentarla con un pienso para cachorros le aportará más calorías y calcio que necesita para producir esa leche.

Compra 4 bolsas de pienso PURINA® cualquiera, y llévate la bolsa más barata GRATIS aquí

Mantén un ojo en sus pezones

Con varios cachorros mamando de ellos, no es de extrañar que los pezones de las perras embarazadas puedan inflamarse, doler y ser dolorosos durante la lactancia. Hay algunas maneras de hacer el proceso un poco más fácil para ella, como poner una camiseta vieja sobre ella entre las tomas. Puede parecer una tontería, pero hacer que sus pezones no estén disponibles para los cachorros durante unas horas cada día, significa que tiene algo de tiempo para recuperarse.

¿Cuándo debo acudir al veterinario?

Debe revisar los pezones de su perra con regularidad para detectar cualquier signo de agrietamiento, enrojecimiento, sangrado, calor, dureza o secreción. Si estos síntomas están presentes, tu perra puede haber desarrollado una infección llamada mastitis. Es una afección muy dolorosa que requiere tratamiento inmediato. Tu perra no querrá amamantar a sus cachorros cuando tenga mastitis, lo que significa que los cachorros pasarán hambre. La infección también puede viajar por todo el cuerpo, haciéndola sentir enferma, por lo que necesita ser tratada por un veterinario rápidamente.

Además, si los cachorros no están recibiendo su ración de leche, esta es una gran razón para dirigirse al veterinario. Los cachorros se apresurarán a decirle que tienen hambre – serán ruidosos y agitados. Esto puede significar que tu perra no está produciendo suficiente leche, o que tiene una condición en la que la leche no sale fácilmente. Los cachorros se desvanecen rápidamente si no están siendo alimentados lo suficiente, así que de nuevo, esto requiere un examen veterinario urgente.

Compra cualquier 4 bolsas de alimento PURINA®, y consigue la bolsa más barata GRATIS aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *